CASA FLORHER
REFORMA
2013
Familia Lanzani.DaCunha
ViLopez
Reforma de altillo no habitable en estudio de 50m2.

Armar un “lugar” en el espacio que existía –no accesible- debajo el techo de tejas destinado a “cubrir” la casa. Era el techo pero también era el recuerdo de Flor de su casa de la infancia:“arriba, en el altillo, yo iba a jugar”.

Entonces armamos una escalera, fuimos alto y transformamos al espacio en lugar. Un lugar al que llamamos estudio y sala de juegos. Pero además podría albergar visitas de amigos que se quedarían en la casa, casi un pequeño departamento con su propio baño y pequeña cocina.

Un lugar claro, con luz cenital, de planta bastante libre, excepto una columna y viga que dejamos intacta para recordar lo que allí había, estructura y vacío.

El trabajo con Flor y Hernán fue en cierto sentido un trabajo poético, se trataba de armar el altillo basado en el recuerdo que diera espacio a nuevos recuerdos y en otro sentido era un trabajo muy funcional y útil.
Son 50 m2.